X
C
contacto
Resumen 2015 2016
Arte electronico inspirado desde tribus alrededor del mundo
Arte electrónico inspirado desde tribus alrededor del mundo

Una simbiosis de experiencias cognitivas entre lo tecnológico y lo ancestral.


14/11

Consulta aquí el mapa de instalaciones y piezas que estarán activas del 29 de noviembre al 3 de diciembre en la edición 2017 de Comex Visual Art Week: http://visualartweek.mx/mapa/

 

Una poética visual, al ritmo del acelerado movimiento inaugurado por la era digital; eso es el arte electrónico, una explosión visual que establece una diferencia estética de magnitudes enormes.

La sensibilidad que inaugura el arte electrónico ha trascendido al mero hecho técnico, pues ya no se trata sólo de computadoras, cables y luces parpadeantes, o de las posibilidades que trae consigo la era de la información. Se trata de una revolución cognitiva que abarca un sinfín de posibilidades estéticas, comunicativas e incluso interactivas, disolviendo en ocasiones la dicotomía entre artista y espectador.

Un ejemplo de esta rebeldía cognitiva es el acto de traer a la modernidad conocimientos ancestrales; traducir, con nuevos instrumentos, las maravillas de las culturas que nos anteceden, pues sin lugar a dudas todos venimos de aquél origen y tenemos un tanto con cual identificarnos.

El arte electrónico se inserta en esa dimensión múltiple, donde puede ser defensor de la idea del progreso, o trascenderla y ser portador de reflexiones y comuniones ancestrales, como han hecho artistas alrededor del mundo con las obras que aquí te mostramos.

 

Pirámide de los muertos

Se trata de una instalación colaborativa que fue creada para el festival “La Calaca” en San Miguel de Allende.  Según Tomás Burkey, el artista chileno detrás de esta idea, esta pieza “mezcla la cultura mesoamericana con arte contemporáneo”.

En el festival Burning Man fue expuesta utilizando tecnología de videomapping, para lograr irradiar con el espectáculo de luces lo que son los rituales alrededor de la muerte en México, que perduran hasta hoy. Fue un momento de memoria y danza que se fusionaron en el Burning Man, en un ritual ancestral con elementos tecnológicos.

 

Dual [ver. 2.0]

Fidel Eljuri nació en Guayaquil, Ecuador. Es el primer artista visual del sello musical argentino ZZK records, que ha sabido llevar a cabo una mística simbiosis entre los ritmos tradicionales de Sudamérica y la música electrónica.

Este artista conoce la profundidad indígena porque su propia piel tiene esas raíces; pero también porque convive con ciertas tribus indígenas de Sudamérica, como los shipibo de la Amazonía peruana, o los yumbos de Cotocollao, nativos de la sierra ecuatoriana.

La cosmovisión de estos pueblos originarios colisiona con la tecnología en la obra de Eljuri, generando un choque impresionante que reúne neones y fractales, y que invitan a la reflexión sobre los pueblos indígenas, la naturaleza y la vida inmersa en el infinito —y riesgoso— ideal del progreso.

Para la instalación con ZZK llamada Dual [ver. 2.0], Eljuri se adentró en la comunidad shipiba, en la profundidad de sus dibujos textiles y en sus cantos ancestrales. Se acompañó con figuras geométricas luminiscentes, hechas a partir de la reconstrucción digital de fractales, lo que además permite al espectador acercarse a la experiencia de los shipiba con la ayahuasca. Así, confluyen dos mundos en la obra de Fidel Eljuri: la ancestralidad y la ciencia, en una nueva amazonia inédita.

Compartir