X
C
contacto
Resumen 2015 2016
Cuando la tecnología LED se incorpora a la arquitectura y a los espacios públicos

Luz funcional y embellecedora: estos son algunos espacios que se han iluminado a partir del uso del LED.


14/11

Consulta aquí el mapa de instalaciones y piezas que estarán activas del 29 de noviembre al 3 de diciembre en la edición 2017 de Comex Visual Art Week

 

Hay ciertos factores que hacen del LED (Light Emitting Diode) toda una revolución lumínica. Su pequeño tamaño, su resistencia, su alta fiabilidad y eficiencia, así como su larga duración y bajo consumo, son algunas de estas ventajas.

Y aunque fue hace  55 años cuando el ucraniano Nick Holonyak manipuló por primera vez un láser semiconductor para iluminar el primer LED visible, tiene relativamente poco tiempo que esta tecnología se usa masivamente en las artes.

Fue hasta que se llegó al LED blanco, a finales de los años 90, lo que permitió la sustitución de la iluminación incandescente y fluorescente. Esto ha permitido iluminar calles, parques y ciudades enteras, pues el LED es usado no sólo para farolas o postes, sino incluso en semáforos, ascensores, paneles y escaleras, entre muchos otros espacios públicos. Pero, además, el increíble LED ha permitido un mejor desarrollo del arte, pues los exponentes han podido accesar a las posibilidades que ofrece este instrumento lumínico que, entre otras cosas, tiene la ventaja de no calentar las superficies que lo sostienen, gracias a lo cual son muchos sus usos en diversas obras e instalaciones artísticas.

Entre estos artistas están los arquitectos, muchos de los cuales ya han incorporado el LED para adornar las fachadas de sus estructuras con la infinita gama de colores que ahora caracteriza a esta tecnología, convirtiendo sus estructuras en obras de arte lumínico, como en los siguientes ejemplos:

 

Torre Agbar, Barelona

Esta torre, considerada un edificio verde, marca la entrada al distrito tecnológico de Barcelona. Dispone de más de 4,500 dispositivos luminosos de tecnología LED que posibilitan la generación de imágenes luminosas en la totalidad de su fachada. A este sistema de iluminación, que en palabras de su creador Yann Kersalé es como una nube vaporosa de color, se le dio el nombre de Diffraction.

 

Aspire Tower

Con 300 metros de alto, ésta torre localizada en el complejo Deportivo en Doha y es la estructura más alta de esta ciudad asiática. El diseñador, Arkan Simaan, ha descrito la estructura como “una celebración de tierra y cielo”. Contiene por lo menos cuatro mil LED multicolor que dibujan sobre la fachada de su forma tubular una serie de círculos, asemejando una espiral que es difícil saber dónde empieza y dónde termina.

 

Hotel Yas, Abu Dhabi

Este proyecto estaba proyectado desde el principio para ser toda una experiencia envolvente de luz LED. Está compuesta de alrededor de 5300 paneles con 5000 luces LED que cambian de color y generan, a partir de la programación, diversos patrones de color.

 

Rogier Tower, Bruselas

Situado en el norte de esta ciudad, es el tercer edificio más alto de Bélgica, pero seguramente el más luminoso gracias a su sistema de iluminación LED. Además de hermosa, su fachada es funcional, pues la temperatura del ambiente se muestra sobre la base de la media mensual, y cada color representa un aumento o disminución de ésta.

 

Museo Ars Electronica Center, Linz

Este museo austriaco se ubica al norte del Danubio, frente a la ciudad de Linz. Las luces LED que lo envuelven lo hacen todo un espectáculo, sobre todo por los incontables colores y formas que se crean a partir de la variada secuencia de luces que tiene.

 

Compartir