X
C
contacto
Resumen 2015 2016
Transformando espacios públicos con túneles de luz: 5 increíbles ejemplos

La luz hace de estos túneles una metáfora espacial de lo más sutil y a la vez de lo más potente de la vida.


14/11

Consulta aquí el mapa de instalaciones y piezas que estarán activas del 29 de noviembre al 3 de diciembre en la edición 2017 de Comex Visual Art Week.

 

Como fuente primigenia de vida, la luz ha estado presente en la cultura de los seres humanos desde siempre. Ha sido una trama no sólo de supervivencia, también de poética; de partículas luminiscentes que acompañan nuestro desenvolvimiento en el tiempo y el espacio, como un algo siempre presente.

En este sentido, el uso de la luz y la tecnología, pasaron a abrir, toda una nueva dimensión de comunicación visual, especialmente en los espacios públicos. Vale la pena recalcar, que el uso de luces LED, ha sido fundamental en el desarrollo de espacios públicos cada vezmás luminiscentes.

Con toda su gama de colores –y las ventajas de potencia lumínica y ahorro ecológico con LED– la luz se ha convertido en un ingrediente obligado en el diseño de espacios públicos, es el caso de algunos de los más hermosos túneles públicos del mundo. Aquí algunos de los más sugerentes:

 

Australia

Nombrada Hundreds and Thousands por sus cientos de pequeños focos LED, esta increíble instalación fue inaugurada en Sydney en 2013. Se trata de un pequeño túnel interactivo cuyos focos responden a lo que los caminantes hagan con ellos; ¿cómo? A través de mensajes de esperanza.

Porque no sólo es un túnel de luz: el Hundreds and Thousands incita a los visitantes y habitantes de Australia a escribir mensajes de esperanza vía Twitter. En ellos se invita al público a responder a la pregunta: ¿qué cambio positivo esperan que ocurra en los próximos 200 años?. Así, la intensidad de la luz dentro del túnel será directamente proporcional a la intensidad de la esperanza de sus caminantes.

Todos los mensajes eran recolectados y podían verse en el sitio de la Benevolent Society, asociación que ayudó a financiar este genial proyecto.

 

Japón

Se extienden por una distancia de por lo menos 200 metros y están cubiertos de millones de luces que semejan estrellas o flores de cerezo. Los túneles de luces LED en la isla Nagashima, en Japón, son parte de una instalación de luces en el parque botánico Nabana no Sato, que se lleva a cabo cada invierno, convirtiendo sus jardines en un espacio luminiscente donde cientos de luces tintinean por todos los árboles, plantas e incluso por el agua.

Para acceder a los distintos espacios del parque se instalaron varios túneles de acceso. Pero, para los visitantes, pasar por estos túneles es entrar en portales de luz con un destino desconocido, pues además recrean un efecto óptico de infinito, lo que hace de recorrerlos, un viaje espacial por caminos iluminados que parecieran no tener fin.

Así es esta enorme instalación lumínica que es considerada una de las más hermosas en su género.

 

Gran Bretaña

No hay túnel más largo, por lo menos en Europa, que éste ubicado en la ciudad de Norwich. Su longitud es de 8 kilómetros y cuenta con más de 57 mil luces LED que son encendidas a 70 por ciento de su potencia, pues un poco más sería una explosión de luz que el ojo humano no soportaría.

Este impresionante túnel es un viaje por la aurora boreal, pues la configuración de los dispositivos LED está hecha para colorear los espacios del túnel asemejando así a este hermoso fenómeno electromagnético.

 

Estados Unidos

En el aeropuerto de Denver se encuentra este túnel de pasajeros que conecta dos terminales por debajo de las pistas. Lo envuelven paneles de vidrio curveados a lo largo, repletos de pequeñas luces LED que asemejan truenos, gotas de lluvia y nubes.

Se trata de una hermosa composición acompañada por su propia banda sonora de 27 minutos de duración. El cambio de una terminal a otra se convierte en todo un viaje de por sí, que comienza al bajar por las escaleras eléctricas y termina en algún otro universo al que sumerge a los espectadores esta maravillosa experiencia audiovisual.

 

Francia

Pixels Crossing (Los pixeles que cruzan) fue el nombre de la instalación de este túnel creado en París, en 2012, por el artista franco mexicano Miguel Chevalier, y que formó parte de la rehabilitación del Forum des Halles. De 40 metros de largo, este túnel es una experiencia sensorial de luces multicolor, detrás de la cual, se esconde el uso de la tecnología como herramienta estética.

La luz de difracción dentro de las paredes de policarbonato alveolar redefinen el espacio, creando maravillosos efectos cinéticos acompañados por las composiciones musicales de Michel Redolfi. Para Chevalier, estos LED y pixeles acompañados en un mismo espacio por ondas musicales son una excusa para el contacto humano, para explorar territorios y repensar ideas. Así, caminar este túnel es caminar también las posibilidades de reinventar lo humano a partir de la tecnología.

Compartir